Tipo de búsqueda

Asertividad Psicología de la A a la Z

Aserción Negativa

beGAC Jul 31
FavoriteLoadingGuardar en Favoritos

“Aceptar y estar de acuerdo con las quejas que te hacen sobre un error que puedes haber cometido.”

La Aserción Negativa consiste en aceptar y mostrarse de acuerdo con una crítica o una queja por un error que has cometido, o con un juicio desfavorable sobre algo que has hecho.

Con cierta frecuencia, las personas cometemos equivocaciones, nos olvidamos de algo, dejamos incompleta una tarea,… Los demás pueden disculparnos estos “fallos”, admitiendo que los seres humanos somos imperfectos, o bien pueden aprovechar la ocasión para criticarnos y echarnos en cara nuestras debilidades o nuestros errores.

Esto último es mucho más fácil que ocurra si nuestras relaciones con la persona en cuestión no son buenas, si nuestra propia costumbre es hacer lo mismo o bien si, en ocasiones anteriores, hemos demostrado que las críticas verbales nos hieren.

Un error frecuente en la comunicación crítica entre dos personas consiste en defenderse de las críticas o recriminaciones, bien alegando no tener responsabilidad en los hechos, o bien presentando una contra queja. Esto es, demostrando que todas las personas cometen fallos.

La ASERCIÓN NEGATIVA es una habilidad que ayuda a las personas a aceptar comentarios sobre sus equivocaciones, defectos personales, falta de habilidades o cualidades, olvidos, etc… sin ponerse a la defensiva ni verse envuelto en una disputa verbal.

Solamente las personas que se conceden a sí mismas el derecho a cometer equivocaciones y que se consideran responsables de sus decisiones, aunque conlleven un error, son capaces de poner en práctica la aserción negativa.

SITUACIÓN:

María ha olvidado devolver un libro a su amiga.

Isabel le dice que no es nada considerada con sus amigos.

Isabel: ¡Solo tenías que tenerlo preparado! ¿Cómo lo has podido olvidar?

COMUNICACIÓN PASIVA

Mientras Isabel la está criticando, María piensa…

Por mi culpa no va a poder llevarse el libro. Verdaderamente soy un desastre.

Isabel se siente nerviosa, intranquila.

Diálogo pasivo:

María: No lo hice

Isabel: ¡Solo faltaría eso!

María: Sí, es que soy un desastre y no hago más que meter la

Isabel: ¡Admitiéndolo no lo arreglas!

 

COMUNICACIÓN AGRESIVA

María piensa:

¿Quién se cree que es ella para echarme en cara un fallo?

Seguro que a ella le ha pasado algo parecido alguna vez.

No entiende que yo tengo muchas cosas en las que pensar.

María se siente furiosa.

Diálogo agresivo:

 María: Oye tú, que se me ha olvidado, no lo he dejado en casa

Isabel: ¡Solo faltaría eso!

María: ¿Qué pasa? ¿Es que a ti nunca se te olvida nada?

COMUNICACIÓN ASERTIVA

María piensa:

Yo lo siento, pero qué le voy a hacer. He cometido un fallo.

Me gustaría que fuera más comprensiva, pero ella funciona así…

Tiene razón para estar disgustada porque no se puede llevar el libro, pero no conmigo.

María se siente segura.

Diálogo asertivo:

 María: Lo A mí también me fastidia no haber traído el libro.

Isabel: Lo siento, lo siento,… sintiéndolo no arreglamos

¡Haberlo pensado antes…!

María: De acuerdo, así no resuelvo que tú tengas el

Isabel: Eres un desastre, siempre olvidas

María: Es cierto, estoy de acuerdo en que tengo demasiados

close
Tags:
Artículo Anterior
Próximo Artículo